Mi carrito de la compra

Cerrar

Guía de compra by dE.LENZO: Cómo elegir tu ropa de cama

Escrito por Ines Reig Llorens

• 

Publicado el miércoles, 23 octubre 2019

Invertir tu tiempo en elegir tu ropa de cama de lino sabemos que puede ser tedioso si lo que buscas es algo diferente a lo que puedes encontrar en tiendas y de calidad. Pasamos un tercio de nuestras vidas durmiendo, por ese motivo, a la hora de escoger con qué tejido vamos a vestir nuestra cama, deberemos dedicarle un poco de tiempo a hacerlo lo mejor posible. Esta mini guía que hemos preparado te ayudará a escoger tu ropa de cama de lino por que no hay nada como tener una cama con sábanas limpias, con buen olor y que sean súper suaves, ¿verdad? Si estás buscando comprar una funda nórdica lisa o alguna pieza en concreto o eres un estudiante y estás buscando darle un aire nuevo a tu cama o bien buscas algo para una habitación juvenil o camas de niños....Esta guía será esencial, para que tomes una buena decisión...¡Allá vamos!

¿Qué tipos de sábanas puedo escoger?

Puedes encontrar muchos tipos de sábanas donde elegir, y la elección a veces puede resultar abrumadora pero, todo se basa en tus gustos, tus valores y el dinero que quieras invertir en vestir tu cama.

A continuación te vamos a explicar muy brevemente cuáles son las opciones que tienes a la hora de elegir tu ropa de cama:

      1. Polialgodón: Este tejido es un híbrido entre poliéster sintético y algodón. Lo bueno que tiene es que es muy barato pero puede que te haga sudar y no es muy duradero. Este tipo de tejido funciona muy bien en otro tipo de productos como por ejemplo, las tiendas de campaña, carpas o materiales de ese tipo. Está fabricado a partir de productos químicos derivados del petróleo y del gas natural...cosa que no nos gusta demasiado. Debemos tener en cuenta que dormir debe ser algo natural, relajante y que además las sábanas en contacto con nuestra piel, deben respetarla y cuidarla.                                                                                                                                     
      2. Algodón: Es uno de los tejidos naturales más utilizados y ofrece mayor durabilidad y resistencia que el polialgodón pero, asegúrate de que el algodón sea orgánico, ya que, sino, utilizan una cantidad alta de pesticidas, la huella de carbono es muy grande es un gran consumidor de agua; para que te hagas una idea la huella hídrica promedio global del textil del algodón es de 10.000 litros por kg (Una funda nórdica con fundas de almohada ya pesa mínimo 1kg)...Estas cifras son alarmantes.                                                                                                           
      3. Satén o seda: Menos utilizadas pero aún así a muchas personas les gusta como ropa de cama. Lo que nos parece es que las sábanas de este tejido son más frías y no son tan apetecibles para otoño e invierno. Tienen un aspecto visual "fuerte" por su brillo. Si eres de las personas que te gusta lo natural, lo sencillo y te consideras un naturalista del diseño de interiores...Esto no es para ti.                                                                                                                                                               
      4. El lino: Si la sostenibilidad, el cuidado del planeta y el respeto por tu piel son importantes para ti, entonces la ropa de cama de lino será tu elección. No solo utiliza menos recursos en el proceso de producción sino que es biodegradable, es decir, al final de su vida útil, cuando quieras deshecharlo sabes que no va a contaminar el medio ambiente y se va a biodegradar. La ropa de cama de lino es muy duradera, puede pasar de generación en generación y es una buena inversión ya que, con los lavados se vuelve cada vez más y más bonita. También ayuda a regular la temperatura corporal, al contrario de lo que mucha gente piensa, el lino es perfecto tanto para verano como para invierno...Si eres de las personas que le gusta tener la casa calentita pero que suda por las noches, no te preocupes, el lino te ayudará a regular tu temperatura y además absorbe la humedad.

 

Lo que más nos llama la atención es la absorción de la humedad y el control de la temperatura corporal ya que, basado en hechos reales propios, las sábanas de algodón hacen que si sudas, quedes empapado tanto en el pelo como en tu ropa por que no tiene una gran capacidad de absorción y no transpira tanto como el lino. Después, cuando todavía ni siquiera habíamos empezado con el proyecto dE.LENZO, comenzamos a utilizar lino en la cama y fue un cambio BRUTAL; los sudores habían desaparecido gracias a que es un tejido que respira, además de que nos controla muy bien la temperatura. ¡Un gran acierto!

¿Cómo cuido mi ropa de cama de lino?

Si finalmente te has decidido por utilizar ropa de cama de lino te será super fácil cuidarla...¡Sí!¡Cómo lo oyes! Deberas lavar tus sábanas cada semana o cada dos semanas, dependiendo de lo que tu prefieras. A la hora de lavarlas, puedes hacerlo en frío o a 40ºC y después utilizar secadora con un programa suave o si prefieres ser más respetuoso con el medio ambiente, podrás tenderla pero en la sombra (sino se queda el lino muy tieso)...¿A la hora de plancharlo? No tendrás ninguna necesidad de plancha si te gusta la sensación del lino recién secado (si lo haces de forma extendida verás que no aparece ninguna arruga) y natural.

Las sábanas de algodón también las puedes lavar en la lavadora sin problemas, pero, si son de mala calidad, verás que con cada lavado se forman roturas o incluso bolas.

¿Cómo elijo un color que se adapte a mis gustos?

Bueno, ahí ya depende un poco de ti pero, al ser la cama uno de los muebles que va a marcar el estilo y decoración del dormitorio, te aconsejo que seas fiel a tus gustos ya que, está elección será importante. Si te gusta tener un espacio que respire, que sea moderno, minimalista y no vértelo muy cargado opta por una funda nórdica celeste o funda nórdica gris jaspeada o incluso azul. Si eres de los que arriesga, de los que le van los colores fuertes y con personalidad, apostaría por juego completo de lino mostaza juego completo de lino negro. Si crees que es demasiado, juega a mezclar funda nórdica de un color con fundas de almohada de otro.

Finalmente, si eres una persona indecisa (como yo) te recomendamos elegir una opción que tenga dos colores en uno, por ejemplo, los juegos completos de lino reversible rosa y blanco o verde menta y blanco. 

 

Espero que esta guía de cómo elegir tu ropa de cama os haya servido....¡Nos leemos en el próximo post!

 

Un abrazo,

Comentario

0 Comentario

Deja un comentario