Mi carrito de la compra

Cerrar

Super guía de orden y limpieza en casa

Escrito por Ines Reig Llorens

• 

Publicado el miércoles, 25 marzo 2020

Durante estas semanas de confinamiento, debemos aprovechar el tiempo que se nos ha dado para poder hacer las cosas que "nunca" nos da tiempo a hacer (o más bien, que no nos apetece tanto hacer) en semanas normales de rutina. Aprender a cocinar, preparar pan casero, hacer esas magdalenas de arándanos que tanto te gustan...pero, ¿Debemos dejar tiempo al orden en casa? La respuesta es SÍ. Ahora más que nunca, debemos de mantener la casa limpia y ordenada en la medida de lo posible. 

¿Por qué no tomas ventaja estos días y ordenas una habitación de tu casa cada día? En dE.LENZO te proponemos que hagas un plan de orden y que comiences ya si todavía no lo has hecho....(¡Te advertimos que nos hemos leído los libros de MARIE KONDO de la A a la Z!)

1. Comienza por la cocina

En primer lugar, nosotras hace unos días nos pusimos a ordenar la cocina y lo que hicimos fue sacar los botes, vajillas o envases para limpiar todos los armarios de almacenamiento a fondo. Después, tendrás que poner la despensa a punto para ver lo que tienes que tirar (productos caducados que ni sabías que tenías) y después ordena los productos que ya tienes por categorías, para tener todo más organizado.

En segundo lugar, fíjate en el estado de la comida que tengas en la nevera; muchas veces nos olvidamos un bote de tomate abierto o alguna verdura que se está poniendo mala y no nos damos cuenta...¡Cógelo, tíralo si no lo puedes utilizar y después ponte manos a la obra a limpiar las bandejas de tu nevera! 

2. Después el baño y los productos de belleza

El mueble bajolavabo es un mueble que tiene mucha capacidad de almacenamiento pero, la mayoría de las veces nos lo encontramos desordenado y con cosas que ni siquiera utilizamos: gomas del pelo rotas, muestras de cremas, champú que has cogido de algún hotel y que nunca has llegado a abrir, medicinas caducadas, pasta de dientes acabada...¿Te suena?

Comienza por sacar todos los productos que tienes en el mueble y ordénalos por categorías. Nosotras los ponemos en el suelo y agrupados por el tipo de producto que es, por ejemplo, champús, cremas hidratantes, perfumes...etc Comprueba que todavía puedes ser utilizados, si no es así, tíralos a la basura (¡recicla por favor!)

 

3. Ordenar el armario de la ropa

Ese momento ha llegado y lo sabes, toca ponerte a ordenar el armario. Lo que primero solemos hacer nosotras es vaciarlo entero y poner la ropa encima de la cama, de esta forma, podrás limpiar a fondo las estanterías, que muchas veces pueden tener pelusas de polvo o suciedad innecesaria. Después, como con todo lo demás, vete a la cama (donde está el montón de ropa) y ordénala por categorías. Como ahora mismo el tiempo está cambiando y estamos entrando en la primavera, seguro que querrás hacer un mini-cambio de ropa, ¿Verdad? Pues primero de todo, tienes que ver de la ropa que ya tienes, que es lo que quieres y que no...Piensa en esa prenda que no te favorece o que ya no te hace papel...Ponla en una caja pensada para "donar".

Cuando tengas ya la elección de la ropa que si que quieres, cuélgala en perchas si tienes barras, podrás llenarlas y ocupar poco espacio, además así las prendas no se arrugan y estarán como nuevas cuando te las pongas. Asegúrate de dividir entre vestidos cortos y largos, casual o más elegantes, camisetas de manga corta y así sucesivamente con todas las categorías...¡Divide y vencerás!

Eso sí, coloca las prendas de una forma que sea fácil para ti. Tampoco te estamos pidiendo que las ordenes por colores si a ti ese método no te funciona. Hazlo de la forma más sencilla, que cuando mires tu armario, sepas donde está cada cosa y tengas claro lo que quieres. 

4. Limpiar las sábanas y las toallas

Una vez has ordenado las estancias de tu casa, el siguiente paso es limpiarla. Nosotras estos días hemos estado mezclando agua con lejía para fregar los suelos y limpiar las superficies. También usamos un producto de limpieza bastante popular llamado SANYTOL, el cual es desinfectante y va súper bien. 

A la hora de lavar  las sábanas, deberemos hacerlo más a menudo ahora que estamos más tiempo en casa. En cuanto a la temperatura, debemos decirte que lo mejor es el agua caliente para desinfectar de forma natural:

  • Si tienes nuestras sábanas de lino de color blanco o natural, no hay problema en que las laves a 60ºC de una forma puntual, para los lavados semanales te recomendamos 40°C
  • Si las sábanas de lino son de color, a 60°C te arriesgas a que pierdan su color original, mejor lávalas a 40°C.
  • Para el resto de tejidos, comprueba sus etiquetas.
  • Lavando con agua fría únicamente se eliminan el 6% de las bacterias.

Un consejo que te damos es que a la hora de lavar la ropa de cama, no intentes meterlo todo en la lavadora de una tanda, hazlo por separado; por experiencia, cuando cargas mucho la lavadora, las prendas no se acaban de lavar bien por que no tienen espacio para que se muevan y además muchas veces el olor tampoco es el que esperábamos al sacar la ropa. ¿Un extra que puedes añadir? Aplica en vez de suavizante, un desinfectante textil (a nosotras como no, el que nos encanta es el de SANYTOL) que tengas en casa, si no tienes ninguno, utiliza algo natural como el bicarbonato.

Lavarlas de forma correcta es muy importante pero también lo es secarlas. Tiéndelas de forma que no se arruguen. Asegúrate que están secas antes de doblarlas y guardarlas.

Si tienes secadora,  te recomendamos que en estos días la utilices; acuérdate, para sábanas de tejidos como algodón sécalas a la temperatura que corresponda (normalmente suele ser alta) en cambio, si la ropa de cama es de lino, recuerda seguir nuestras indicaciones (siempre lo verás en la etiqueta de cuidados)

 Recuerda que las sábanas de lino son las más higiénicas; gracias a su tejido con propiedades anti-bacterianas, no permite que las bacterias proliferen como en el algodón, además es regulador de la temperatura y absorbe más la humedad.

Según hemos leído en los documentos oficiales que comparte Sanidad, deberemos seguir unas recomendaciones al pie de la letra si tu estás contagiado por el virus o algún familiar que vive contigo.
  • Para quitar las sábanas, deberás ponerte guantes y meter toda la ropa de cama en una bolsa cerrada hasta la zona donde tengas la lavadora. Allí, deberás lavarla por separado con agua a 60°C.
Durante la pandemia, toda precaución es poca, así que no nos olvidamos de las toallas. Si tienes un radiador en el baño, aprovéchalo y cuélgalas ahí para no tenerlas húmedas, si son nuestras toallas de lino, se secarán en un periquete.
Deberás lavar las toallas de ducha, mínimo una vez o dos veces a la semana y las toallas de lavabo cada 2 o 3 días.

 

Esperamos que esta guía os haya guiado, motivado y ayudado durante esta cuarentena, ¡Mucha fuerza, positivismo y ánimos!

 

Comentario

0 Comentario

Deja un comentario