Manta de lana de 130 x175cm
Peso: Entre 1.300 kg / 1.500 kg
¿La mejor amiga del lino en invierno? ¡LA LANA!
Tres modelos de mantas:
  • Aries: la más gruesa, la recomendamos para la cama, sofá, para las películas en la alfombra...
  • Ovis: la trenzada un poco más ligera, la recomendamos para el sofá, para leer en el sillón, para los niños....
  • Orientalis: rayada, más sencilla y moderna y un poco más finita.
Todas ellas están tejidas con dos colores de lana, lo que les da un contraste muy bonito.
Los colores verde y marengo son oscuros (las pantallas pueden dar una claridad equivocada de los colores)
Es famosa entre las prendas de montaña, famosa por cubrirnos durante las noches de invierno...
Destaca por sus múltiples propiedades y, aunque hay tejidos que funcionan en los climas extremos, pocos lo hacen tan bien como la lana merino pero,
¿De dónde proviene la lana merino? El nombre proviene de oveja merina, una oveja que proviene de la región ibérica y el norte de África y que ahora se cría en cualquier parte del mundo.
Regula la temperatura corporal: Incluso mojada, la lana merino sigue manteniendo la temperatura del cuerpo en temperaturas gélidas.
Anti bacteriana, no retiene olores: La lana merino es naturalmente anti bacteriana gracias a la lanolina, un compuesto similar a la cera que previene el crecimientos de las bacterias y el mal olor.
Por ello no hace falta lavarla con frecuencia.
Repele la humedad: Sus fibras permiten la circulación del aire, manteniéndote seco en condiciones cálidas.
Natural y biodegradable: Una buena forma de contribuir al planeta, pues esta lana se desintegra en cuestión de pocos años, sirviendo como abono para la tierra.
Suave y ligera: La lana merino, a diferencia de otras lanas, no pica.
Es la variedad de lana más fina que existe.
En ocasiones, el ancho diámetro de la fibra de la lana habitual irrita las células muertas de la piel, mientras que la lana merino crea el efecto contrario (razón por la cual, la lana merino irrita mucho menos)