Mi carrito de la compra

Cerrar

Tips para lavar y tratar el lino

Escrito por Ines Reig Llorens

• 

Publicado el martes, 25 enero 2022

Si tienes una de nuestras piezas de lino y quieres aprender cómo lavarla y tratarla de la mejor manera posible, estás en el sitio adecuado: nuestro blog de hogar dE.LENZO

El lino es una fibra natural muy resistente, con propiedades termo reguladoras, biodegradable y sostenible en su cultivo. A pesar de lo que muchas personas puedan pensar, el lino es muy fácil de tratar...si sabes cómo. Desde dE.LENZO queremos darte unos tips sencillos para sacarle el máximo partido a tus piezas de lino....Tendrás siempre una pieza de lino suave, con un color perdurable y con la misma calidad que cuando la compraste.

El agua caliente rompe las fibras naturales

Lo primero que debes hacer es mirar la etiqueta que cosemos en todas nuestras piezas de lino lavado. En las etiquetas podrás ver a qué temperatura máxima puedes lavar y si puedes usar o no secadora (En nuestras piezas por lo general siempre podrás secar en secadora).

Es importante que sepas que el agua caliente rompe la fibra natural del lino, lo que hace que pierda cada vez más fibra, acelera su envejecimiento y en consecuencia, su calidad puede verse afectada. 

Primeras veces con lino lavado

Acabas de recibir en casa tu compra...¡Wauw lino lavado! ¡Qué tacto tan increíble! Por si todavía no lo sabes, nuestro lino es lavado, eso significa que ha sido lavado previamente a su confección...por eso es tan blandito, suave y gustoso. Cuando recibas tu paquete en casa puedes lavarlo antes de utilizarlo por motivos de higiene pero, ten en cuenta que la pieza está lavada e higienizada.

Si quieres lavar tu pieza antes de utilizarla, te damos algunos consejos:

  1. Apostamos por el vinagre blanco para un lavado natural, sostenible y efectivo. Éste ayuda a que los colores se fijen y ablanda mucho más las fibras si lo utilizas en agua fría.
  2. Nuestro lino NO ENCOGE porque ya se ha tratado previamente, así pues, no deberás preocuparte a la hora de lavarlo o secarlo.

¿Cómo lavar el lino?

¿Sabías que cuanto más lavas el lino, más blandito se hace? Cuanto más la uses y más la laves...¡Se volverá cada vez más bonita! En dE.LENZO decimos que la fibra natural del lino está viva y reacciona con cada uso.

La primera indicación que queremos darte es que laves las piezas de lino por separado y, si ves que no es suficiente como para llenar una lavadora...¡Hazlo a mano! ¿Sabes por qué te damos este consejo? Otras fibras que no puedan ser naturales como el Nylon o el Poliéster expulsan micro-plásticos con cada lavado (como sabes, esas fibras están hechas a partir de petróleo) que contaminan el medio ambiente y además pueden instaurarse en las fibras naturales volviendo a éstas más ásperas.

Una vez las has separado, separa las prendas de lino por color para no llevarte ningún disgusto (En agua fría o 30 grados no ocurrirá pero a 40 grados tienes mucho más riesgo de que ocurra).

Cuando vayas a lavar en lavadora, recuerda leer nuestra etiqueta de cuidados, puedes lavar el lino de color hasta 40 grados pero siempre te recomendamos que lo laves a 30 grados. Si el lino es blanco puedes lavarlo en agua caliente si lo necesitas pero recuerda que el agua caliente estropea la fibra natural del propio tejido. ¡Utiliza un programa para prendas delicadas, el lino te lo agradecerá!

En cuanto al jabón: Nosotras somos partidarias de hacer uso de jabones lo más neutros y naturales posibles pensados para lino como algo específico o para prendas delicadas en general. El jabón deberá ser suave, sin tóxicos y sin blanqueantes. No podemos dejar de recomendar el jabón de lavandería Home Healthy Home que tenemos disponible en la web. Un jabón hecho en España, con aceite de oliva, ideal para cuidar y mantener el lino, la lana y la seda.

Secar y planchar el lino

Te recomendamos que seques el lino al aire en un tendedero. Si vas a tender sábanas extiéndelas de la mejor manera posible para evitar arrugas que no sean naturales del propio lino. Puedes secar en secadora también sin problema, el efecto será un lino mullido y muy suave.

Nuestro lino NO NECESITA PLANCHA, es un lino lavado que cuando se seca no forma apenas arrugas y las que pueda tener son bellas...¡Es el efecto tan natural que tiene el lino!

Si te apetece plancharlas te damos algunos consejos. Para empezar, humedece ligeramente tu prenda de lino. Ya verás que, desde la primera pasada de la plancha, el tejido permanecerá más tenso. Nunca planches el lino en seco. Coloca la prenda del revés para evitar arrugas y utilice una plancha caliente a 200 ° C. Hoy en día la mayoría de las planchas tienen una temperatura especial para lino.

Guardar el lino en el armario

Si has planchado las sábanas, el tejido permanecerá caliente...¡NO las dobles y las guardes en el momento! ¿Sabes lo que ocurrirá? Cuando vayas a sacar para colocar en la cama, encontrarás que tiene las arrugas del doblado marcadas...¡No habrá servido de nada el plancharlas!

Puedes esperar a que el tejido se enfríe o guardar las sábanas a modo Mari Kondo. Es importante que las guardes en un lugar seco y alejado de la luz solar, ya que ésta puede dañar el color original de las prendas de lino.

¡Esperamos que estos consejos te hayan ayudado! Nos leemos en el próximo post dE.LENZO